Rutas culturales como estrategia territorial para Tierra del Fuego

En las últimas dos décadas hemos visto como el turismo y el patrimonio han refinado su conceptualización hacia definiciones cada vez más abiertas y contextuales. De esta forma, los destinos turísticos y los objetos monumentales hoy se rodean de cultura local, entornos urbanos o rurales, paisajes naturales o culturales que han centrado, en la experiencia de los territorios, un camino para una nueva forma de desarrollo local, que se traduce al mismo tiempo en una eficiente estrategia de posicionamiento y marketing territorial.

Este cambio ha implicado la proliferación de iniciativas a lo largo y ancho del mundo, con variadas denominaciones: rutas, corredores, circuitos, caminos o itinerarios; turísticos, culturales o patrimoniales. Sin embargo, más allá de la discusión entre teóricos, que objetan la integridad y autenticidad de algunos de estos recorridos a la luz de la Carta de Itinerarios Culturales (ICOMOS, 2008), todas plantean un desafío común, cual es la puesta en valor de un determinado territorio apto para el consumo turístico, bajo principios de sostenibilidad ambiental y social, centrados en sus singularidades naturales y culturales.

La demanda creciente del turismo mundial por experiencias extremas, tanto en términos de riesgo cuanto en términos de lejanía, aislamiento o exotismo, han puesto en la mira de la industria a los últimos confines como objetivos de alto atractivo. En este escenario, Tierra del Fuego cuenta con ventajas comparativas por ser un territorio prístino, ubicado en las antípodas, en el confín sur del planeta y en los preámbulo antártico; un far south posicionado en el imaginario cultural de occidente a partir de los viajes de descubrimiento. Las rutas turísticas y los itinerarios culturales representan una original iniciativa a nivel internacional para Tierra del Fuego, que ofrecen una interpretación del territorio orientada a un segmento específico de visitantes, los turistas de intereses especiales, el segmento de mayor crecimiento y proyecciones del turismo internacional.

Tierra del Fuego es un territorio que ha sido activado por el ser humano en un proceso que ha acumulado hechos sociales, culturales, económicos y materiales en la isla más grande de Sudamérica y su archipiélago, la que de esta manera ha ido adquiriendo valores estéticos y valores culturales, superpuestos a la geografía, en la forma de estratos, capas o layers, sobre los que se dibujan las rutas turísticas e itinerarios culturales. Estos estratos están vinculados con la caracterización político-administrativa de Tierra del Fuego; sus propiedades geográfico-ambientales; su condición histórica; los aborígenes que la poblaron; y la colonización económica que le ha dado su actual fisonomía. Los estratos se superponen unos con otros, permitiendo puntos de mayor transparencia u opacidad, en una convivencia crítica.

Las rutas culturales abordados por el equipo de la Pontificia Universidad Católica de Chile (2) para el programa de Innovación y Transferencia Tecnológica de CORFO son:

1. Ruta de los Selknam: territorios de caza y fuego.
2. Ruta de las Estancias: la ocupación ovejera del territorio.
3. Ruta de la Madera: Seno Almirantazgo Norte.
4. Ruta de los Humedales: las aves y las aguas.

Cada ruta e itinerario puede ser combinada con otra, en ciertos tramos de concurrencia, conformando circuitos de mayor espesor y densidad, allí donde los hechos destacados de la geografía coinciden con acontecimientos antrópicos relevantes, conformando áreas de mayor intensidad territorial y cultural.

El desarrollo en detalle de estas Rutas se puede ver al clicar en los íconos correspondientes.
_______

1) Sebastián Seisdedos Morales sseisded@uc.cl es Arquitecto y Magíster en arquitectura (2007) de la Pontificia Universidad Católica de Chile con la tesis “Patrimonio Ferroviario y Proyecto Territorial. La construcción del paisaje cultural del ferrocarril transandino” (Premio Mejor Tesis de Postgrado 2008 por el Consejo Nacional de la Cultura y Las Artes); Postgrado en Paisajes Culturales, Patrimonio y Proyecto (2005) y Doctorando en Urbanismo y Ordenación territorial por la Universitat Politècnica de Catalunya.
2) El equipo está formado por Eugenio Garcés, Sebastián Seisdedos, Franz Kroeger, Ximena Ulibarri y Nicole Norel, Facultad de Arquitectura, Diseño y Estudios Urbanos, Pontificia Universidad Católica de Chile.